Sort by Tags |

 

 

Érase una vez, en la lejana tierra de Chicago, donde había un hombre... un hombre jugo... llamado Jimmy. Jimmy era el más exigente vapeador. Amaba realmente un buen E-liquid, pero estaba cansado de ser estafado por los altos precios por tener en su poder un buen liquido.
 
Así fue como Jimmy comenzó a hacer sus propias recetas. Inspirado por otros artesanos en la elaboración de E-Liquids de etiquetas de alto valor y de pésimo servicio al cliente. El comenzó a hacer premium E-Liquids, pero sin la "Etiqueta" de alto precio. Jimmy creció rápidamente dentro de la comunidad vapeadora, lleno de seguidores rabiosos y sedientos por sus E-Liquids, al poco tiempo, se dio cuenta de que era hora de hacer negocios.